Tarot: guía tu camino en las mejores manos

El ancestral arte de la cartomancia ha sido practicado desde épocas inmemoriales. Bajo un velo que encierra misterio, esoterismo, magia, ocultismo y misticismos, la lectura de cartas como herramienta que señala el camino ha traspasado cualquier frontera.

El Tarot se ha convertido en la referencia obligatoria para todo el universo adivinatorio a través de las cartas. Con orígenes que se remontan a tiempos ancestrales, el estudio del Tarot forma parte de la cultura y el saber popular.  

Rompiendo con los habituales resquemores y escepticismos que ocasionan todas las actividades esotéricas, la lectura del Tarot se ha convertido en una práctica habitual. Ya no es inusual observar como los servicios de lectura de Tarot son empleados por todos aquellos que necesitan una guia o consejo que lo oriente hacia una decisión correcta.

Sin embargo, la masificación de la cartomancia a través del uso del Tarot, ha significado la entrada de individuos inescrupulosos que sin la experiencia necesaria han hecho del Tarot un simple engaño. Identificar correctamente los signos de un buen “tarotista”, alejara las posibilidades de ser víctima de una estafa o ardid.

Confiar en manos expertas en el arte del Tarot, garantizara el mejor provecho a la experiencia de ser orientado a través de las místicas cartas. En un mundo donde la información se encuentra al alcance de todos y la influencia del ciberespacio abarca casi cualquier actividad humana, es importante reconocer de manera adecuada si aquel o aquella que “lee los arcanos” se encuentra realmente capacitado para tan importante tarea.

Tarot en el Ciberespacio: señales de alerta

Dado el bien ganado prestigio que ha logrado el Tarot como medio de adivinación y consulta, es común observar como esta actividad ha ganado espacios. Naturalmente que la llegada del Internet como medio catalizador de la comunicación e información supuso una excelente oportunidad para que el mazo de cartas y su gran poder se encontraran a disposición de todos.

Una simple búsqueda en el ciberespacio nos dará cuenta de la multitud de servicios relacionados con la cartomancia que son ofrecidos en la red. Anuncios plagados de falsas promesas acerca de acciones totalmente irreales, son algunas de las más ilusorias ofertas que podemos encontrar en Internet.

La principal señal que nos alerta que estamos ante un total fraude es revisar la reputación del tarotista. Una simple ojeada bastara para valorar las opiniones de clientes que han empleado el servicio con lo cual lograremos formarnos una opinión favorable o no.

El Tarot es una disciplina que se cultiva con años de práctica y dedicación. Además de unir el conocimiento y experiencia requiere de una suerte de dotes y cualidades muchas de ellas innatas para su ejercicio. Difícilmente este servicio se ofrezca en precios bajos. Desconfiar en ofertas muy llamativas mantendrá alejado a los audaces estafadores.

Por último, cualquier “tirada de cartas” no solo demuestra un acontecimiento porvenir. Un indicio de un buen tarotista es ofrecer una explicación detallada que manifieste claramente el porqué de los designios de los arcanos. Te recomendamos visitar el sitio de la reconocida vidente Carmen Camino para conocer todo acerca del maravilloso mundo del Tarot.

Deja un comentario