Lucas Dougherty: un turista de altura

Lucas Dougherty es un apasionado por los viajes. Su padre tenía una profesión que los obligaba a mudarse unas 3 o 4 veces al año, y desde muy chico descubrió su amor por los aviones, los nuevos destinos y las maravillas que le ofrecía el mundo con cada nueva aventura que emprendían.

Tan pronto pudo trabajar e independizarse se fijó una meta: ahorrar lo suficiente como para hacer turismo a todas sus anchas, viajar sin parar y convertirse en un ciudadano del mundo.

Lucas Dougherty se enfocó en este objetivo y lo consiguió cuando tenía apenas 32 años. Desde entonces los sellos en su pasaporte son casi incontables, pero entre todos los destinos que ha visitado, el último de ellos lo ha dejado prendado: para él Sudáfrica es mágica.

Lucas Dougherty viaja sin parar

Lucas Dougherty no tiene problemas en invertir su dinero haciendo turismo una vez al año. Sus vacaciones son sagradas y cuenta los días con ansías para volver a tomar el vuelo que lo llevará a su próximo destino soñado.

Cuando planificó su viaje al territorio sudafricano tenía muchas expectativas. Se había dedicado a armar su agenda con sumo detalle y lo que más le emocionaba eran sus playas.

Lucas Dougherty atesoraba en su memoria las imágenes que había visto de las playas más hermosas de Sudáfrica, pero cuando logró visitarlas se dio cuenta de que esas fotos no le hacían justicia a lo que veían sus ojos completamente en vivo y no mediante una pantalla.

Lucas Dougherty vacaciona en Sudáfrica

Lucas Dougherty dedicó la mayor parte de su viaje a visitar y disfrutar las más bellas playas sudafricanas. La primera de ellas fue la playa de Hout Bay, en Ciudad del Cabo. Su muelle de pescadores, sus increíbles restaurantes y sus rutas pintorescas le encantaron, pero su aventura playera apenas comenzaba.

Luego se aseguró de conocer la playa de Camps Bay, una de las más famosas de Ciudad del Cabo. Sus arenas blancas y sus aguas cristalinas dejaron atónito a Lucas Dougherty, quien juró volver a visitarla cada vez que pisara Sudáfrica.

También disfrutó al máximo en sus otras playas: Clifton Beach, Jeffreys Bay, Coffee Bay, Muizenberg Beach y Boulders, y todas con sus particulares encantos hicieron que Lucas Dougherty viviera momentos inolvidables.

Deja un comentario