Consejos prácticos de dentistas para cuidar nuestra salud bucodental

Quienes buscan una clínica dental en Barcelona no siempre acuden a ella por problemas bucales. La prevención y las revisiones son fundamentales para que mantengamos una sonrisa perfecta. Es por ello por lo que los dentistas también nos pueden ayudar a cuidarla sin necesidad de que tengamos caries o gingivitis para visitarlos. ¿Qué consejos prácticos nos pueden dar en una clínica dental?

4 consejos prácticos de dentistas para cuidar tu boca

Evitar un picoteo poco sano

El picoteo es uno de los máximos enemigos de la salud bucodental. La razón es que acostumbramos (o deberíamos) cepillarnos los dientes después de cada comida, pero si acudimos a un snack entre horas o somos aficionados a acudir al dulce cada hora, estamos sumando gran parte del tiempo con nuestra boca con un ambiente ácido, nocivo para nuestros dientes.

Si nos has comido durante un tiempo, tu boca se encuentra en un estado óptimo, pero después de cada toma, tarda unos 40 minutos en volver a su acidez natural, por lo que para el picoteo la solución es, o hacerlo con alimentos no nocivos para esa acidez (como las manzanas o, aunque nos pueda parecer increíble, el queso) o usar productos de higiene bucodental tras sus tomas.

Un mantra tan antiguo y repetido como el de limpiarse los dientes cada vez que se coma, pero no por ello menos importante y recalcable. Si existe un enemigo máximo de la salud bucodental, ese es el azúcar. Por ello, no solo debemos limpiarnos los dientes siempre que lo consumamos para evitar esa acidez causada por este elemento, sino que siempre que nos sea posible, debemos sustituirlo.

Azúcar, lo más lejos posible

La clásica opción de los chicles sin azúcar funciona, pero no es la única: fruta natural en vez de zumos preparados industriales o vegetales como el apio evitarán el aumento de la acidez bucal y, con ello, evitaremos el desgaste de los dientes.

No cualquier pasta vale… ¿o sí?

La pasta dentífrica la podrás encontrar en diferentes modelos y con diferentes beneficios. Lo cierto es que con una pasta fluorada ya consigues los beneficios necesarios que una pasta debe ofrecer: limpieza, reducción de los ácidos y evitar la caries. A partir de ahí, todo depende de si quieres un cuidado de otros elementos como las encías, donde un gel gingival puede ayudar a la reparación y evitar el sangrado.

Pastas “blanqueadoras” y otras del tipo, realmente no ofrecen efectos notables como para que se pueda dar por sí solas demostrada su eficacia.

¿Mal aliento?

Un mal aliento es señal de mala salud bucal, por lo que no es algo que debamos obviar ni acostumbrarnos. Es causado por un aumento de bacterias en la boca o por una mala salivación que evita que ésta limpie en profundidad la cavidad.

La forma más natural de evitarlo es consumiendo vegetales ricos en agua, como el caso del pepino, el apio o la zanahoria. Su agua ayudará a limpiar de bacterias la boca, a la par que la textura fibrosa producirá un aumento de la salivación, y con ello una mejor limpieza natural.

Deja un comentario