Cambios para una vida más saludable

Vivir mejor y de forma más saludable no es demasiado complicado. Solo hay que hacer los cambios necesarios.

El sedentarismo, la mala alimentación y una falta de descanso efectivo debido al estrés son algunas de las causas de que suframos problemas de salud. Es verdad que no todas las enfermedades se deben a ello, pero tienen bastante que ver con el malestar que sentimos en muchas ocasiones. Hay quien alega falta de tiempo como motivo por el que no puede llevar una vida más saludable. Aunque como nos demuestran estos consejos de Mon Natura, hacer los cambios que nos permitan tener una vida más sana no son tan complicados.

Haz una lista para ir a comprar

Si vas al súper sin tener claro lo que necesitas, acabarás por comprar un montón de cosas que no te van a hacer ningún bien. Productos envasados y comidas precocinadas parecen “sacarte del apuro” a la hora de comer, pero en realidad lo que hacen es aumentar la cantidad de calorías y grasas saturadas que consumes. Por no hablar del exceso de azúcar y sal que tienen muchos de estos alimentos.

En lugar de eso, prepara una lista con lo que necesitas y ajústate a ella. Dale prioridad a los productos frescos y de temporada, y evita todo lo posible los alimentos elaborados. Piensa que tu alimentación debe basarse en verduras y frutas, además de proteínas como la carne. Una alimentación saludable empieza por una lista de la compra saludable.

Cocina siempre o casi siempre

Si no sueles tener por costumbre ponerse a los fogones, lo más probable será que tires de comidas preparadas. No hay nada de malo en llamar alguna vez para que te traigan algo a casa, pero no es bueno basar tu alimentación en estas comidas. Ni tampoco coger lo primero que haya en la nevera y hacerlo de cualquier manera.

En realidad, se tarda lo mismo en esperar a que traigan una pizza o a que algo se caliente en el microondas que en cocer unas verduras al vapor o hacer un pescado al horno. Y tu cuerpo te lo agradecerá.

El ejercicio, todos los días

Caminar 20 minutos todos los días puede hacer por tu salud mucho más de lo que puedes imaginar. Así que en lugar de coger el coche para todo, haz un esfuerzo y muévete. Programa sesiones de ejercicio algo más intensas, quizás con alguien que te acompañe para encontrar la motivación que necesitas. Pero sobre todo, no dejes de hacer un poco de deporte cada día. Aunque sea una tabla de ejercicios en casa, subir y bajar escaleras durante unos minutos o ir andando al trabajo en lugar de en autobús, si es posible.

Reduce el estrés todo lo que puedas

Es verdad que vivimos en una sociedad que nos lleva a unos niveles de estrés muy altos. También lo es que es uno de los problemas a los que le prestamos menos atención. Hay que hacer todo lo posible por reducirlo, especialmente en el trabajo, que es donde suelen ocurrir los principales episodios. Si estás todo el día en esta situación, tu organismo se agotará y puedes llegar a colapsar. Además, impide que nos sintamos felices, algo fundamental si queremos vivir de forma saludable.

Ten un horario de descanso

A la hora de ir a dormir, no lo dejes a la casualidad. Es muy importante tener hábitos de sueño regulares para recuperarnos de todo el día. Cuida todos los elementos implicados, como el colchón o el ambiente en la habitación. Duerme como mínimo 7 horas, y si sientes que necesitas más, haz lo posible por lograr alargar la noche. Y no permitas que la televisión te quite horas de sueño. Al fin y al cabo, nada es más interesante que poder descansar bien.

Si lo piensas bien, ninguno de estos consejos es complicado. Solo necesitas cambiar de costumbres y cuidar de tu alimentación, hacer ejercicio y descansar. Además, cuando empieces a notar los beneficios de estas pautas de vida saludable, seguro que te será aún más fácil continuar con ellas. Si te parece demasiado hacer un cambio completo, empieza por poner en práctica cada punto uno por uno, e ir incorporándose poco a poco.

Deja un comentario