Conoce los gustos de tus comensales empleando wifi para restaurantes

Sin duda, la tecnología ha logrado significativos avances en todos los aspectos de la cotidianidad, no obstante su aporte invaluable al impulso comercial, a través de los estudios de mercado de muchos sectores, se ha convertido en un arma eficaz para mejorar las ventas.

¿Sabías que existe un método para  saber cuál es el comportamiento de determinados consumidores, empleando tecnología que permite la conexión inalámbrica entre dispositivos electrónicos? Si, esos artefactos por medio del cual nos comunicamos, como el móvil, pueden ser herramientas eficaces para conocer la conducta de consumo de tus clientes.

Tal es el caso, del negocio  gastronómico, el cual ha visto resultados positivos en el uso, por ejemplo, del wifi para restaurante, como una manera eficaz, de lograr una rentabilidad superior, apostando a la información de los datos de sus clientes, a la par de los platos que sirve el local.

En tal sentido, se hace oportuno destacar que este tipo de instrumento logra recabar toda la información necesaria del público que acude al sitio y son esos mismos datos los que permiten conocer de manera amplia cuales son sus gustos, costumbres, tendencia y exigencias. Dichas señales permiten medir así, lo que se conoce como tráfico local.

¿Qué mide el tráfico local?

Los indicadores a los que apunta esta medición, permite ese conocimiento oportuno del cliente, mencionado antes. Pero, nombremos más detalladamente cuales son:

  • Cantidad exacta de personas que transitan por delante del restaurante
  • El número de personas que ingresan al establecimiento.
  • El tiempo que perduran en el sitio.
  • Cuáles son los clientes nuevos y los fidelizados.
  • Su perfil social.
  • Genera una base de datos de tu local con el cual puedes interactuar.

Todo esto determina la  idea de saber los deseos del consumidor y el valor que le dan al producto, así como la utilidad para el negocio. Esto es lo que se conoce como Marketing social y lo obtienes a través de tu portal wifi.

1000Extra – Los emprendedores no nacen se hacen

Toda persona tiene una combinación única de actitudes, fortalezas y debilidades; innatas o relativas a los genes o desarrolladas por la crianza. Estos elementos permiten a cada individuo destacarse en diversas áreas, mientras que en otras, probablemente, su rendimiento resulta mediocre o nulo.

Por supuesto, eso no significa que sea imposible aprender y desarrollar habilidades de oficios o materias específicas. Mas bien se refiere al hecho de que, en ocasiones, la gente emplea mejor su tiempo y esfuerzo en especializarse en aquello para lo cual posee facilidad. De ese modo se crean relaciones de interdependencia dentro de la sociedad.

Para quienes quieran actuar de trader o intermediarios con herramientas como 1000Extra, existe un perfil psicológico específico que necesitan poseer o trabajar en su desarrollo. Solo así podrán sobrevivir e incluso prosperar, en este ambiente que aunque es virtual, ejerce enormes influencias en el mundo.

Lo primero a aceptar del oficio, es que una cierta cantidad de fracasos está garantizada. Se trata de una actividad de alto riesgo y muchas incertidumbres, donde hay que saber mantener la cabeza fría y los sentimientos controlados. Por tanto, conviene crear suficientes ganancias para superar las perdidas inevitables, minimizándolas en la medida de lo posible.

Asimismo, se requiere disposición a entrenarse en las nuevas técnicas. Lo que implica leer libros, ver videos, hablar con los colegas y más. Porque detenerse en un ambiente tan dinámico es sencillamente una forma segura de estancarse.

Y dado que los trabajadores independientes no tienen un jefe que les imponga una rutina, el trader necesita un amplio dominio de su inteligencia emocional. Es decir, ejercitarse en cuanto a la automotivación y el manejo de las decepciones.

Por último, no dejarse engañar por las apariencias e ignorar lo bueno del momento, apuntando a lo excelente, al mediano y largo plazo. Esto demuestra que un título universitario no es el fin del proceso de aprendizaje.

Cambios para una vida más saludable

Vivir mejor y de forma más saludable no es demasiado complicado. Solo hay que hacer los cambios necesarios.

El sedentarismo, la mala alimentación y una falta de descanso efectivo debido al estrés son algunas de las causas de que suframos problemas de salud. Es verdad que no todas las enfermedades se deben a ello, pero tienen bastante que ver con el malestar que sentimos en muchas ocasiones. Hay quien alega falta de tiempo como motivo por el que no puede llevar una vida más saludable. Aunque como nos demuestran estos consejos de Mon Natura, hacer los cambios que nos permitan tener una vida más sana no son tan complicados.

Haz una lista para ir a comprar

Si vas al súper sin tener claro lo que necesitas, acabarás por comprar un montón de cosas que no te van a hacer ningún bien. Productos envasados y comidas precocinadas parecen “sacarte del apuro” a la hora de comer, pero en realidad lo que hacen es aumentar la cantidad de calorías y grasas saturadas que consumes. Por no hablar del exceso de azúcar y sal que tienen muchos de estos alimentos.

En lugar de eso, prepara una lista con lo que necesitas y ajústate a ella. Dale prioridad a los productos frescos y de temporada, y evita todo lo posible los alimentos elaborados. Piensa que tu alimentación debe basarse en verduras y frutas, además de proteínas como la carne. Una alimentación saludable empieza por una lista de la compra saludable.

Cocina siempre o casi siempre

Si no sueles tener por costumbre ponerse a los fogones, lo más probable será que tires de comidas preparadas. No hay nada de malo en llamar alguna vez para que te traigan algo a casa, pero no es bueno basar tu alimentación en estas comidas. Ni tampoco coger lo primero que haya en la nevera y hacerlo de cualquier manera.

En realidad, se tarda lo mismo en esperar a que traigan una pizza o a que algo se caliente en el microondas que en cocer unas verduras al vapor o hacer un pescado al horno. Y tu cuerpo te lo agradecerá.

El ejercicio, todos los días

Caminar 20 minutos todos los días puede hacer por tu salud mucho más de lo que puedes imaginar. Así que en lugar de coger el coche para todo, haz un esfuerzo y muévete. Programa sesiones de ejercicio algo más intensas, quizás con alguien que te acompañe para encontrar la motivación que necesitas. Pero sobre todo, no dejes de hacer un poco de deporte cada día. Aunque sea una tabla de ejercicios en casa, subir y bajar escaleras durante unos minutos o ir andando al trabajo en lugar de en autobús, si es posible.

Reduce el estrés todo lo que puedas

Es verdad que vivimos en una sociedad que nos lleva a unos niveles de estrés muy altos. También lo es que es uno de los problemas a los que le prestamos menos atención. Hay que hacer todo lo posible por reducirlo, especialmente en el trabajo, que es donde suelen ocurrir los principales episodios. Si estás todo el día en esta situación, tu organismo se agotará y puedes llegar a colapsar. Además, impide que nos sintamos felices, algo fundamental si queremos vivir de forma saludable.

Ten un horario de descanso

A la hora de ir a dormir, no lo dejes a la casualidad. Es muy importante tener hábitos de sueño regulares para recuperarnos de todo el día. Cuida todos los elementos implicados, como el colchón o el ambiente en la habitación. Duerme como mínimo 7 horas, y si sientes que necesitas más, haz lo posible por lograr alargar la noche. Y no permitas que la televisión te quite horas de sueño. Al fin y al cabo, nada es más interesante que poder descansar bien.

Si lo piensas bien, ninguno de estos consejos es complicado. Solo necesitas cambiar de costumbres y cuidar de tu alimentación, hacer ejercicio y descansar. Además, cuando empieces a notar los beneficios de estas pautas de vida saludable, seguro que te será aún más fácil continuar con ellas. Si te parece demasiado hacer un cambio completo, empieza por poner en práctica cada punto uno por uno, e ir incorporándose poco a poco.