Prepara tu coche para el invierno

coche-nieve-desguace

Muchos conductores pasan una revisión exhaustiva de sus vehículos antes de irse de vacaciones. Pero a veces se olvida algo muy importante, el coche también tiene que estar preparado para el invierno. Lluvia, hielo, nieve, niebla… en invierno las condiciones meteorológicas no facilitan la conducción, por eso, el vehículo debe estar en condiciones para afrontarlas.

Vamos a enseñar algunos consejos para que cualquier vehículo esté perfectamente preparado para enfrentarse con seguridad de los meses más fríos del año.

  • Revisa los neumáticos y los frenos. Es importante porque en invierno debes conducir con más frecuencia por calzadas mojadas o bajo lluvia intensa, quizá incluso con nieve y hasta con hielo. Tu seguridad dependerá en buena medida del estado de las ruedas y todos sus elementos.
  • Revisa también el estado de los amortiguadores, de ellos depende que la frenada sea correcta. Como a veces se trata de piezas muy caras, si no te queda más remedido que sustituirlas puedes buscarlas en un desguace. ¿No sabes cómo? Haz aquí click para ir a la web que personalmente recomiendo.
  • Revisa el nivel de líquidos. No solo se trata de que el nivel de aceite sea el adecuado, debes vigilar con atención el del anticongelante y también el líquido de los limpiaparabrisas.
  • Revisa el circuito de refrigeración. No basta con sentir que la calefacción te dé confort al conducir, si no funciona correctamente, los cristales se empañarán con más facilidad.
  • Revisa el estado de las escobillas del limpiaparabrisas. Con el sol y el calor las gomas pueden haberse estropeado. Conducir bajo la lluvia con unas escobillas en mal estado es una auténtica imprudencia.
  • Comprueba el estado de la batería y hazte con unas pinzas si no la tienes. Recuerda que el frío descarga las baterías.

Dedicar unos minutos a repasar estos aspectos o llevar el coche al taller para una puesta a punto invernal puede ahorrarnos muchos disgustos.